Joaquin Pixán, Cuco Pérez y Manuel Pacheco

Programa Cantos de la mar en dos continentes’
Parte I
El pescador
Texto y música, Mariano Rodríguez de Ledesma
La noche azul
Texto, Alfonso Sánchez Lorenzo/música, Joaquín P. Fuertes/transcripción y arreglo, Manuel Pacheco
Hay naranjas en la mar
Texto, Ángel González/música, Joaquín P. Fuertes/transcripción y arreglo, Manuel Pacheco
Oda a Covadonga
Texto, Luis del Val/música, Joaquín P. Fuertes/transcripción y arreglo, Manuel Pacheco
Fantasía Son d’ Arriba (Instrumental)
Música, Joaquín P. Fuertes/transcripción y arreglo, Manuel Pacheco
Oro del norte (canto a la sidra)
Texto, Aurelio Glez. Ovies/Música Joaquín P. Fuertes/transcripción y arreglo, Manuel Pacheco
Agua de la fuente clara (voz y piano)
Texto, Fernando Álvarez/música, Joaquín P. Fuertes/transcripción y arreglo, Manuel Pacheco
Santander la marinera
Texto y música, Chema Puente/arreglo, Manuel Pacheco

Parte II
Homenaje a México
Serenata sin Luna, Jose Alfredo Jiménez
El Siete Mares, José Alfredo
Hijo del pueblo (Homenaje a José Alfredo Jiménez)
Texto, África Sánchez/Joaquín P. Fuertes
La Bikina, Rubén Fuentes
Un mundo raro, José Alfredo
Ella, José Alfredo
Serenata sin luna, José Alfredo
Serenata Huasteca, José Alfredo
Duración: 75 minutos. Con una pausa de 5 minutos.
 
Cantos de la mar en dos continentes, de las Asturias de Santillana a México.
Como si fuera algo obligado, a lo largo de los siglos, la humanidad ha ido marcando territorios, creando divisiones y fronteras que han separado a los pueblos y que han trazado diferencias a veces irreconciliables, en un relato de dominio de unos sobre otros en aras del poder. Pero los mapas engañan y no hay nada más poderoso de verdad que la naturaleza para deshacer esas murallas ficticias y unir a las gentes. Y uno de los elementos de unión más bellos y generosos es el mar. Inspirador de gestas, vehículo de descubrimientos, pasaporte a otros mundos y a otras tierras, generador de trabajos y esperanzas, el mar une a los pueblos. Qué mejor ejemplo que el Cantábrico, en el que se funden las comunidades de Asturias y Cantabria, para las que no existen fronteras ya que ambas viven de cara a ese azul que les trae apacibles días de sol y playa, y también hermosas tempestades en acantilados que convierten estas tierras más que hermanas casi una sola, en un espectáculo de esa naturaleza del norte de España.
Por eso, no es de extrañar que sus músicas estén tan unidas y que el mar se convierta en el azul territorio común de entendimiento y cultura. De esa idea nace esta propuesta musical en la que, por una parte, se rinde homenaje al mar a través de una serie de canciones inspiradas en él y por otra, se ofrecen composiciones de estreno absoluto que recuerdan aquella comarca histórica que se denominó Las Asturias de Santillana.
Y aún hay más, ya que el mar nos conduce a través del tiempo hacia otros territorios a los que se dirigieron buscando nuevas oportunidades muchos asturianos y cántabros: México, entre ellos. De allí, llegó de vuelta de ese viaje la cultura mexicana, y por tanto su música, a través de la emigración.
Las canciones mexicanas de éxito internacional desde hace décadas de esta propuesta, quieren rendir un sencillo homenaje a todos los que un día decidieron dejar su tierra y sus familias, subir a un barco, cruzar el océano y llegar hasta ese país para encontrar una oportunidad. De eso saben mucho los cántabros y los asturianos y por eso, esas músicas también forman parte de su memoria y de sus vidas.
La voz de Joaquín Pixán habla con hondos acentos de su Asturias natal y de otros muchos mundos líricos y poéticos. No en vano, lleva en ella la impronta de su formación en la Scala de Milán en la que tuvo como maestros a la legendaria soprano Gina Cigna, entre otros, y también el magisterio de Alfredo Kraus, con quien estudió técnica vocal e interpretación.
Miembro honorario del Club Tosti por su grabación de las obras del compositor italiano, comparte esta distinción con leyendas del bel canto como Renata Tebaldi o Raina Kabaivanska.
Pixán aúna clasicismo e innovación y es, no cabe duda, un artista poco frecuente por su manera de entender el canto y la gestión musical. Con su voz se convierte en un “buscador de
emociones” que investiga, aborda nuevos y originales territorios en lo que se unen la lírica y la poesía en un buen número de proyectos únicos en el panorama musical español como las obras dedicadas a los poetas Ángel González, Ramón Cabanillas, Rosalía de Castro, Pablo García Baena o María Lejárraga.
Posee una especial sensibilidad a la hora de rescatar y poner en valor la canción de concierto para voz y piano, en muchos casos con obras de nueva factura, aportando nueva bibliografía al panorama musical español, tarea en la que le ha acompañado en multitud de conciertos y grabaciones el excelente pianista Alejandro Zabala. Con él ha compartido largas horas de estudio y trabajo en el mutuo interés de ir más allá de los terrenos musicales habituales, explorando y descubriendo obras poco transitadas, pero llenas de belleza y lenguajes musicales novedosos; recuperadas o incluso encargadas a diversos compositores como Antón García Abril, Félix Sierra, Jorge Muñiz, Milena Perisic o Zulema de la Cruz, entre otros.
Es, además, un gestor cultural en toda su extensión, ya que genera su propio espacio para llevar a cabo esos proyectos que impulsa desde el nacimiento de la idea hasta la presentación de la obra. Esta manera de afrontar su larga carrera musical le ha llevado a colaborar con nombres tan conocidos como Monserrat Caballé, o directores como Rafael Frühbeck de Burgos, Benito Lauret, o David Hill.
No obstante, Pixán también ha querido abordar en ocasiones temas populares e incluso terrenos como el de la copla o el pasodoble tan imbricado en la zarzuela, en el que ha dejado una impronta lírica desgranado notas y saberes de hondo calado emocional.
Es, pues, un artista de múltiples facetas que no olvida todo lo contrario sus orígenes: el ciclo de canciones “Madre Asturias” compuestas por Antón García Abril y grabadas con la Orquesta Filarmónica de Londres dirigida por Jesús López Cobos en los míticos estudios Abbey Road, supuso un hito en la música asturiana y es una muestra de su interés por las tradiciones y la cultura de su tierra natal.

La figura del político y escritor asturiano Jovellanos dio lugar a otro importante y original trabajo del tenor, con textos del poeta y Premio Cervantes 2006 Antonio Gamoneda y música de Jorge Muñiz, junto a la Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias dirigida por Oliver Díaz.
Y quizá una de las iniciativas más ambiciosas de Joaquín Pixan ya que supone también una obra de autoría es la “Tentativa de Un Cancionero Asturiano para el siglo XXI” en la que de nuevo su compañero de viaje es Antonio Gamoneda. Ambos abordan en esta obra un trabajo, a decir de muchos histórico, ya que supone un nuevo concepto de los textos y la música tradicional asturiana.

Más de 30 grabaciones, innumerables conciertos por España y el extranjero, acompañado por formaciones como la London Philarmonic Orchestra, la English Chamber Orchestra, la Orquesta de RTVE, la Orquesta Sinfónica de Madrid, la Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias, la Orquesta Sinfónica de Oviedo o la Filarmónica de Málaga, dan una idea de la trayectoria de Joaquín Pixán y de su infatigable inquietud cultural y artística al servicio de la música.
  • 00

    días

  • 00

    horas

  • 00

    minutos

  • 00

    segundos

Programación horaria

New Day

Fecha

26 Ago 2022

Hora

20:00 - 22:00