Obra San Martín, Operarias Misioneras, Centro Bellavista y la Red de Escucha del Centro de Orientación Familiar (COF) han recibido la recaudación solidaria con motivo de la celebración del concierto de Los del Río y de la Cabalgata de Reyes

La alcaldesa de Santander Gema Igual, y el obispo de Santander Manuel Sánchez Monge, han entregado los fondos a los representantes de las cuatro instituciones, todas ellas dedicadas a trabajar en favor de los más necesitados de la ciudad.

Asimismo, durante el acto de entrega de la recaudación también han estado presentes la concejala de Dinamización Social, Lorena Gutiérrez, y los responsables de la Asociación Cabalgata de Reyes, que cada año colabora con el Ayuntamiento de Santander en la celebración del evento más importante de las fiestas navideñas y para que el que buscan los patrocinadores necesarios para obtener la donación de fondos.

El objetivo de esta recaudación no es otro que “atender a familias desestructuradas y con múltiples necesidades”, tal y como ha explicado la alcaldesa, quien ha recordado que la Asociación Cabalgata de Reyes intenta que la ayuda llegue cada vez a más personas y por ello, en esta ocasión, se ha repartido entre cuatro instituciones.

Igual ha agradecido la colaboración de la asociación y ha felicitado a las cuatro organizaciones por su “importante labor” hacia todos aquellos “que más lo necesitan”. En definitiva, ha dicho, se trata de “ofrecer más y mejores oportunidades a las personas y colectivos que peor lo están pasando”.

La Obra San Martín nace en el año 1942 y se ha caracterizado a lo largo de los años por su capacidad de ofrecer respuestas a las demandas existentes, capaces de innovar y aportar soluciones a los problemas sociales que se plantean en cada momento.

Así, en este momento son dos las áreas que centran su trabajo: los jóvenes en situación de riesgo social y las personas con discapacidad.

Por su parte, las Operarias Misioneras centran su trabajo en apoyar a familias con pocos recursos, facilitando a sus hijas el acceso a la educación y a toda la oferta formativa que encuentran en la ciudad y a veces no tienen a su alcance en sus lugares de residencia. Las Operarias Misioneras, congregación creada en Santander en 1948, desarrollan una labor de acogida y atención a niñas de familias con pocos recursos, en su mayoría residentes fuera de la ciudad. En la casa hogar se las atiende para que puedan cursar sus estudios y prepararse para tener un mejor futuro. La casa hogar cuenta con capacidad para 50 niñas y dispone además de una guardería infantil para 45 niños.

Por su parte, el Centro Social Bellavista tiene diferentes centros, entre ellos, figura el colegio, concertado desde Educación Infantil 3 años, Primaria, ESO y Formación Profesional Básica (FPB) especialidad de Mecánica y Carpintería. Además, el Centro gestiona una guardería de 0 a 2 años; el Centro de Día Psicogeriátrico ‘Alonso Muriedas’ para personas dependientes; el Hogar ‘San Pablo’, centro cultural y social y punto de reunión para los mayores de 65 años del barrio no dependientes; una empresa de limpiezas (El Faro), en la que trabajan mujeres en riesgo de exclusión laboral; y la asociación Serpemar creada para la erradicación del chabolismo.

Finalmente, la Red de Escucha, dependiente del Centro de Orientación Familiar (COF), es un espacio de encuentro y acompañamiento donde puede acudir toda persona en situación de crisis y límite, independientemente de su credo. Se trata de un lugar en el que un grupo de profesionales especializados ayudan a personas, parejas, familias… que se enfrentan a problemas, crisis y desajustes personales, matrimoniales, de pareja y relaciones padres-hijos. En este sentido, el Centro de Orientación Familiar ofrece orientación, asesoramiento, terapia y mediación familiar.