Amaya Uranga, Iñaki Uranga, Carlos Zubiaga y Estibaliz Uranga, ‘EL CONSORCIO’, llenaron anoche el Teatro Casyc acompañados a los instrumentos por Pedro Hoyuelos (piano), Carlos Murillo (guitarra), Arturo García (batería) y Manu (bajo).

Hoy sábado estarán de nuevo en el mismo y a la misma hora y, según creo, repetirán con otro lleno absoluto.

El concierto es un recorrido por las canciones de toda su trayectoria desde MOCEDADES a EL CONSORCIO.

Comenzaron con míticas canciones de MOCEDADES como: “El vendedor”. Buen inicio para romper el hielo…

Continúan con “Charango”, y Estíbaliz nos cuenta que han venido a Santander a recoger su regalo de reyes, ya que para ellos es un gran regalo venir a cantar a esta tierra.

Nos explica que, en esta larga trayectoria de mas o menos 50 años, han pertenecido a diversas formaciones musicales: Mocedades, El Consorcio, ha cantado en solitario…, pero siempre han contado con alguien muy importante, un santanderino ilustre al cual le deben el 90 % de su repertorio: Juan Carlos Calderón. Y este concierto se lo dedican a él, a quien Amaya cariñosamente le llama Maestro Caldereta.

Carlos estuvo animando al publico para que cantase y bailase siempre entre bromas…

Vienen con novedades de su último disco “El Consorcio: Eres Tú” con dos canciones inéditas compuestas por dos ilustres; Mientras Espero de ‘José Luis Perales’ y Adivina de ¡cómo no! el gran Juan Carlos Calderón.

Iñaki nos presenta la siguiente canción. Se trata de una canción muy popular en su tierra y cuya letra es de un andaluz. Los hermano Uranga iban de pequeños a la ría de Bilbao para ver los barcos que marchaban a Venezuela y esta canción es la historia de una pareja que se rompe porque él se va y ella, “Maitechu”, se queda. Sobran las palabras. El teatro al unísono le interrumpe con un fortísimo aplauso. Iñaki le quiere dedicar esta canción a una gran persona que hoy esta tocando con ellos ¡¡¡con la tibia y el peroné rotos!!! Está tocando el bombo con la pierna izquierda rota, y no es otro que el gran ARTURO GARCIA, (batería también de mi querido grupo ASFALTO). [ deseo que te mejores pronto y desde aquí mi aplauso también por ti Arturo]. 

Amaya nos canta la primera canción que cantó en solitario allá por el 1986; “Palabras de amor”. Escuchando está canción, se nos pone la piel de gallina recordando aquellas palabras de amor, sencillas y tiernas, que alguna vez tú también escuchaste o dijiste.

Tómame o déjame. De nuevo Amaya nos cuenta una anécdota con Juan. La última estrofa de esta canción decía “si es mejor que yo, podré entonces llorar”. ¡Pues no lloraré; me dará mucha rabia! le dijo Amaya a Juan. Así que el cántabro la cambió por “si es peor, yo podré entonces llorar”.

Iñaki dedica la siguiente canción al director del coro de Solvay, Felipe Sainz que dirige un coro de niños. Cantan mucho a México, nos explica, porque es un país al que tienen mucho cariño y lo consideran su segunda casa.

El concierto va llegando al final. “Eres tú” no podía faltar en este gran concierto y al ritmo del chucu, chucu del tren, se formó una fila que bailo por todo el Casyc.

Con La Secretaria, ese Amor de Hombre que nos hizo estremecer una vez más y Adiós, este gran grupo se despide. Pero es sólo un hasta luego porque hoy sábado 12 REPITEN en el Casyc.

Durante dos horas, pudimos disfrutar de aquellas canciones que en muchas de nuestras casas han sonado siempre. Un gran concierto en el cual hemos podido apreciar la complicidad que estos grandes artistas tienen con el público pues nos han hecho reír y emocionarnos y, sobre todo, salir con una gran sonrisa del Casyc.
[texto y fotos © PAMACOR: Paloma Matías]