• El artista santanderino, feliz con el reconocimiento, prepara varios trabajos en Nueva York, Jamaica y Filipinas, y expresa su deseo de realizar alguna escultura de gran formato o un nuevo mural en su tierra
  • La alcaldesa destaca la “marca personal” de Okuda, uno de los artistas “más internacionales” de la ciudad, y apuesta por buscar un buen lugar para que pueda realizar alguna nueva obra en Santander

La estrella de Okuda San Miguel brilla ya en el paseo de la fama de Tetuán, donde ha sido descubierta este domingo en una jornada en la que el artista santanderino ha estado rodeado de familiares, amigos y numerosos ciudadanos.

Al acto han asistido también, entre otros, la alcaldesa de Santander, Gema Igual,el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revillal la atleta Ruth Beitia, que cuenta también con otra estrella en este paseo, y Jaime Ruigómez, tesorero de la Asociación de Hosteleros y Comerciantes de Tetuán, Barrio Camino y Adyacentes, organizadora del homenaje.

El artista se ha mostrado muy feliz por recibir este reconocimiento en su tierra y ha confesado que desde hace tiempo tiene la idea de realizar alguna escultura de gran formato o algún nuevo mural en Cantabria.

Un deseo del que se ha hecho eco la alcaldesa, que ha abogado por buscar un buen lugar para ello, porque se trata de uno de los artistas más internacionales de la ciudad, que tiene además una “marca personal” que permite reconocer sus obras “a un simple golpe de vista”.

Aunque por sus obligaciones profesionales no reside ya en la ciudad, Okuda San Miguel ha dejado su huella en varios edificios de Santander y regresa cuando puede a la ciudad y a Cantabria donde, según dice, recarga energías.

Su última exposición individual fue en Denver, acaba de pintar un mural en Nueva York y ha estado también recientemente en Miami y Nueva Delhi.

Para 2019 prepara una muestra en Hong Kong, otra en Filipinas y un proyecto en Jamaica de la mano del entorno de la familia de Bob Marley, tal como ha explicado en este acto.

La alcaldesa ha destacado la importancia de reconocer y homenajear a santanderinos que, al igual que Okuda San Miguel, destacan por su trayectoria y como personas.

Y en este sentido, ha elogiado la iniciativa de la Asociación de Comerciantes y Hosteleros de Tetuán y ha felicitado a todo el barrio que, “unido, sabe buscar las oportunidades” para revitalizarlo y para que hoy Tetuán esté “de moda”.

También el presidente de Cantabria ha puesto en valor esta iniciativa de hosteleros y comerciantes de Tetuán y ha mostrado su admiración por Okuda, cuyas coloridas obras “levantan la moral” y son, en sus palabras, “la anti depresión”.

Además de descubrir la estrella que desde ahora lleva el nombre de Okuda en el paseo de Tetuán, se ha entregado una réplica a su madre, Amalia Erice, por su papel no sólo en la vida personal, sino también profesional del artista.

Okuda San Miguel nació en 1980 en Santander y reside en Madrid desde el año 2000. Es licenciado en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid. Desde sus inicios en el año 1997, sus trabajos en vías y fábricas abandonadas han sido siempre claramente reconocibles, y en paralelo ha ido realizando obras más íntimas en su estudio, con las que a partir del 2009 evoluciona hacia un camino más personal.

Sus obras se pueden ver en calles y galerías de todo el mundo, en lugares tan diferentes como India, Mali, Mozambique, Estados Unidos, Japón, Chile, Brasil, Perú, Sudáfrica, México y todo el continente europeo.

Y ha participado en exposiciones individuales y colectivas en Ámsterdam, Lisboa, Lima, Madrid, Barcelona, México, Los Ángeles, San Francisco, Londres, Berlín, Hong Kong, Johannesburgo, Beirut, nueva York, París o Moscú, entre otras ciudades.