‘Zéjel – Música de las tres culturas’ es una forma poética, es un estribillo en dos versos…

El grupo ‘ZÉJEL’ lo componen Iman Kandoussi (canto), Amin Chaachoo (canto, oud y violín), Juan Manuel Rubio (santur, viola y zanfona) y Álvaro Garrido (percusión).

A través de sus recreaciones musicales, ‘ZÉJEL’ surca los intrincados vericuetos de toda esa apasionante y profunda realidad, tanto musical como cultural, que representa ‘La España de las Tres Culturas’ (árabe,cristiana y sefardí), aportando una original y honesta visión de unas formas musicales tan relacionadas y presentes desde nuestra historia más ancestral.

Presentan cada obra que interpretan y nos introducen en un viaje por un mundo soñado, un viaje por al-Ándalus, por las tres culturas ibéricas, la medieval-cristiana, la sefardí-judía y la árabe, en un musical viaje por los siglos XI y XII.

Empezaron con la pieza “Primavera en Salónica”, un tradicional sefardí que narra en latino cómo una muchacha alegraba el corazón de los que se acercaban al café. 

Continúan con “A Chantar” una obra del siglo XII en la cual una joven en pleno sistema feudal se atreve a denunciar un mal de amores, porque su amante no la corresponde. Es una pieza inédita ya que música y letra se asocian a una poetisa.

Un gusto oírlos, tanto su música como las explicaciones de cada pieza, ya que lo viven y ponen mucha pasión y no sólo al tocar sino también cuando presentan las obras. Hubo un momento en el que, entre risas, aprovechando un móvil que sonó, Juanma Rubio dijo al desafortunado espectador: “avise que saldrá tarde ya que apenas nos gusta hablar”.

Nos explicaron que la música que se interpreta en Marruecos como la más culta “La música andalusí” está hecha en la península y se conserva de forma milagrosa porque, tras tantos siglos y siglos sin grabaciones, se ha conservado en la memoria popular pasando generación tras generación.

“La música nos une; es un puente entre las culturas” nos comentan.

La obra “Ya Adili bi Lah” que interpretaron más tarde está basada en una cantiga de Santa María de Alfonso X el Sabio y data del siglo XIII. Trata de un milagro que le sucede a un judío en Turquía, el cual mancilla el nombre de la imagen de Santa María y ésta se le aparece y le funde en fuego.

A continuación, el tradicional sefardí “Una Ora”, una canción sobre una boda en Estambul en la que el novio se queja de que se pasa una hora en el balcón “porque la víbora de tu hermana no me ha dejado pasar más tiempo contigo”.

El arte de ‘Zéjel’ es una maravillosa forma de revindicar lo que nos une a todas las razas y culturas, y subrayan que tanto esta música, como esta cultura y esta forma de pensar no son nuevas precisamente, sino que datan, como poco, del siglo XII.
[texto y fotos © Pamacor: Paloma Matías]