Un Palacio de Festivales lleno a rebosar vibró y se emocionó con la cantautora albaceteña ‘Rozalén’

Con gran puntualidad aparecieron en el escenario del Palacio de Festivales los músicos, Rozalén y Beatríz Romero, la intérprete del lenguaje de signos que siempre acompaña en sus conciertos a la artista y, a la par, activista social, y defensora de los derechos de las minorías y comunidades más desfavorecidas.  

‘María de los Ángeles Rozalén Ortuño’ es una joven orgullosa de sus raíces, que hace gala de ello: “Para llegar lejos hay que saber de dónde venimos” nos cuenta cuando anuncia que nos iría narrando tres historias suyas durante el concierto.

La primera fue cuando nos habló de su abuela, con la que tiene grandes charlas para que le cuente las historias de su familia, para así saber más de sus orígenes. Así, narra cómo su abuela en el año 68 acogió en su casa a un supuesto delincuente, del que posteriormente se demostró su inocencia. Esta historia le inspiró la canción “El hijo de tu abuela”. Y contó también un momento de gran emoción que vivió cuando, en un concierto en Donosti, se le acercó un señor ya mayor y le dijo “soy Miguel; aquel joven que tu abuela acogió”.

Rozalén se siente muy feliz en este Palacio lleno a rebosar y nos anuncia la segunda historia. Nos habló de Justo, el hermano de su abuela desaparecido en la guerra civil. Ella nos cuenta que creció en una familia escuchando una y mil veces esa historia de dolor. Casualidades de la vida, dio con la fosa común donde estaban los restos, concretamente un 1 de noviembre de hace unos años. Le dijo a su abuela: “ya sé donde puedes llevar una flor a tu hermano”, que era lo que ella quería. En homenaje a Justo nos canta la habanera “Justo”.

Siguió con un momento más alegre con la canción “Las hadas existen”. Para esta canción Rozalén pide que, si hay niños en la sala, suban a cantar y bailar con ella. Para su sorpresa, había muchísimos niños, y encantada de la cantidad de ellos que había, les subió a todos al escenario y cantó y bailó la canción rodeada de los menudos fans. Ni que decir tiene que, tanto los niños como ella, disfrutaron de lo lindo.

Su tercera historia, por rara que parezca, también es cierta. Su padre fue sacerdote durante diez años y, al conocer a su madre, se enamoró de ella. “Imaginaos en un pequeño pueblo lo mal que lo pudieron pasar”, nos cuenta Rozalén. La letra de esta canción es de las pocas que no es ella. Cuando le contó a Felipe Benítez Reyes la historia, éste le hizo la letra de la canción “Amor prohibido”.

El concierto continúa con un homenaje a Aute con “La Belleza” y después Rozalén invita al escenario a Vicky Gastelo con la que canta “Será” una canción perteneciente al disco “En el fondo de los mares” de Vicky Gastelo.

Con el público totalmente entregado, el concierto sigue su curso con un homenaje a la cantautora Violeta Parra Sandoval ya que en su último disco versiona “Volver a los diecisiete” de la cantautora chilena.

El concierto es toda una fiesta, con la gente de pie bailando cuando Rozalén bajó del escenario para cantar entre el público haciendo las delicias de sus más fervientes seguidores.

El concierto llega a su fin con el publico en pie pidiendo otra y otra, …

[texto y fotos © Pamacor: Paloma Matías]