Si tuviera que describir el concierto que vivimos anoche en el Palacio de Festivales de Cantabria con una sola palabra sería ‘INSUPERABLE’

 

Ayer a las 20:00, más o menos, abrieron las puertas del Palacio de Festivales de Cantabria, y en unos pocos minutos ya estaba lleno por completo. ¡Entradas agotadas!

La ocasión no era para menos. Todos querían (queríamos) arropar al paisano, a esa persona que, con su buen hacer sobre los escenarios y su aparente timidez, se ha ganado nuestro cariño y admiración.

El concierto comienza, y Nando aparece en el escenario rodeado de humo, como si de la misma bruma marina del Cantábrico fuese, para presentarnos su último disco INDOMABLE, con el que además celebra su vigésimo aniversario en la música realizando un recorrido por su extensa discografía, con una cuidada y exquisita selección de su música desde sus raíces.

El artista estuvo acompañado, aparte de con su banda de músicos, por una sección sinfónica de cuerdas de 16 jóvenes cántabros y miembro de DA CAPO sección de metales, por la sección junior del coro Halane.

Momentos especiales, por ejemplo, cuando Nando le dedico una canción a su hija, y le dijo “cuando seas mayor y tengas otro amor en tu vida, espero que no me olvides”. O también, cuando se quedó solo con el piano y un violín para hacer un recorrido por sus raíces musicales…

Poco a poco fueron apareciendo invitados en el escenario:
‘Marisa Valle Roso’, ‘Almudena López’, ‘Diana Navarro’, ‘Sergio Agüeros’ y ‘Víctor Manuel’. Si bien, todos ellos fueron aclamados, para mí hubo dos momentos muy especiales.

Os cuento:
El primer momento fue cuando apagaron todos los focos y quedó sólo uno iluminando a Nando. Entre las sombras, se ve aparecer a una persona, su hermano Sergio. Se hizo un silencio sepulcral en el Palacio de Festivales para escuchar a los hermanos que sólo se interrumpió con una gran ovación con todo el público puesto en pie al final de ésta.  

El segundo momento especial que quiero compartir con todos vosotros, fue la presentación de Víctor Manuel, este gran compositor que, personalmente, creo tiene muchas cosas en común con Nando. En mi opinión, ambos son dos artistas aparentemente tímidos, familiares, que han hecho de su tierra el tema para sus canciones y que han salido fuera a cantar y contar sobre sus raíces al resto del mundo.

Para terminar el concierto, todos los artistas salieron al escenario para interpretar ‘Viento del Norte’.

Pero Nando, que es agradecido, no quiso terminar las dos horas y media de concierto sin dar uno a uno las gracias a todos los que han intervenido, y yo ahora ¡espero no olvidarme de ninguno de ellos!

A su banda, al Coro Halane sección Junior, a Los Jóvenes Músicos de Cantabria (cuerdas), a Da Capo (viento), a los Artistas Invitados (además de amigos) María Valle Roso, Diana Navarro, Almudena López, Sergio Agüeros y Víctor Manuel, al Palacio de Festivales de Cantabria (equipo de iluminación y sonido), a RTVE y El Diario Montañés (prensa), a loas patrocinadores de evento Hotel Milagros Golf y Hoteles de Cantabria y (por mi parte) especial agradecimiento al Palacio de Festivales por facilitarme la labor y, muy especialmente, a Oscar Sañudo.
[texto y fotos © Pamacor: Paloma Matías]