En la jornada de ayer se conmemoró el 125 aniversario de la explosión del vapor ‘Cabo Machichaco’ con diversos actos que incluyeron música, teatro, una ofrenda florar y la inauguración de una silueta del buque dibujada en el lugar exacto en el que se produjo la tragedia (junto a la Estación Marítima) y que se iluminará por las noches.

El emotivo acto al que acudieron más de un millar de santanderinos, tuvo lugar en la plaza Machichaco, y contó con la presencia de miembros de la Corporación de Santander y también una amplia representación de los Bomberos de la capital cántabra.

Bomberos de Santander junto al monumento

El primer teniente de alcalde, César Díaz, tuvo unas palabras en recuerdo de la tragedia que dejó a su paso 590 muertos, 2000 heridos y 60 edificios destruidos.

Intervino también el presidente de la Autoridad Portuaria Jaime González que se refirió al entorno de la calle Calderón de la Barca como la ‘zona cero’ de Santander pues en ella no sólo se produjo la explosión del Cabo Machichaco en 1893 sino también fue donde se originó el incendio de 1941.

Por su parte, el presidente de la Asociación Machichaco, Roberto García Borbolla destacó que la catástrofe representa la mayor tragedia por número de víctimas que ha sufrido España en toda su historia.

Tras los discursos, el obispo de Santander, Manuel Sánchez Monge, ofició un responso por los fallecidos y después, mientras la Banda de Música Municipal de Santander interpretaba el himno nacional, García, González y Díaz, flanqueados por una representación del Cuerpo de Bomberos de la ciudad (algunos de ellos ataviados con el uniforme de entonces en memoria de sus diez compañeros caídos),  depositaron una corona de laurel al pie del monumento.

Tras los actos oficiales, en la plaza tuvo lugar una representación de la obra de José Mª Pereda, Pachín González, que recuerda los luctuosos hechos de aquel tres de noviembre de 1893.

Por último, la Banda de Música de Santander dirigida por Vicent Pelechano estrenó la obra ‘Cabo Machichaco’ compuesta por Borja Ordóñez, tras la que el público asistente pudo tomar un aperitivo en los locales de hostelería de la calle Calderón de la Barca.
[fotos © Pamacor: Paloma Matías]