CUANDO LAS LOCOMOTORAS BEBIAN
Una visión particular de la época del vapor de ‘Jesús Hallado Arenales’

Con motivo del ‘Día del Tren’, el Museo del Ferrocarril de Madrid organizó un día de puertas abiertas el pasado sábado 27 de octubre con muchas actividades entorno a este maravilloso mundo del ferrocarril como teatro, exposiciones de diferentes máquinas, visitas guiadas y, también, varias presentaciones de libros.

Cuando una se asoma a este fantástico lugar cargado de historia y de recuerdos y, de repente, se encuentra que uno de los libros que hoy es presentado está escrito por un amigo, la visita es doblemente grata.

Portada CUANDO LAS LOCOMOTORAS BEBIAN

Carlos Abellán Ruiz, director del museo del ferrocarril junto con Raquel Letón Ruiz jefa de conservación y del archivo histórico ferroviario hacen de maestros de ceremonia en la Sala de Consulta del Archivo y la Biblioteca y nos ponen en antecedentes del autor del libro, que no es otro que el santanderino Jesús Hallado Arenales.

Jesús es ingeniero de caminos, canales y puertos por la universidad de Santander y lleva toda su vida laboral vinculada al ferrocarril ejerciendo la misma primero en TECSA, FEVE, Profesor asociado de la escuela de Caminos de Santander y en la actualidad desempeña su trabajo en ADIF. Pero no sólo laboralmente está vinculado al mundo ferroviario ya que es un gran amante del modelismo y dedica su tiempo libre a esta afición.

“Cuando las locomotoras bebían” es una visión particular del autor de la época de vapor. La historia es la del vapor a través de las aguadas que a lo largo de la geografía española ha habido, y en ella él nos invita a entrar a través de su libro en este mundo a los que nunca hayan entrado; un libro que le ha llevado años elaborarlo.

Al preguntarle… “Pero ¿por qué las aguadas?, y porque no. No había nada semejante y ésto hace de este libro algo especial. El agua es la fuerza motriz de toda la naturaleza”.

Jesús Hallado presenta en su libro un recorrido inverso al que realiza el agua en su camino a la caldera. En los primeros capítulos describe los diversos sistemas de almacenamiento de este elemento en la propia locomotora, con las diferentes disposiciones de los ténderes, que tanto afectan a la propia fisonomía de la máquina: depósitos laterales, en el bastidor, en alforja, en albarda, ténderes remolcados, etc. Continúa con las instalaciones de abastecimiento de agua, el emplazamiento de las tomas, las aguadas rápidas, los poco conocidos sistemas de alimentación en marcha, que jamás se emplearon en nuestro país, o los elementos que constituyen una instalación de este tipo. Más adelante, se centra en la captación y transporte del agua y las instalaciones de almacenamiento, las de alimentación y los métodos para el tratamiento de las aguas. Por último, el autor nos presenta unas breves notas sobre la importancia de estas instalaciones en la arqueología ferroviaria y algunos ejemplos de recientes actuaciones en la materia.

Y el próximo día 23, el santanderino Jesús Hallado Arenales estará en el Ateneo de Santander para presentar el libro en su ciudad natal.
Una cita a la que los nostálgicos del tren no podemos faltar.
[texto y fotos © Pamacor: Paloma Matías]