El Centro de Estudios Lebaniegos fue ayer escenario del estreno en público por primera vez del ‘Himno a Liébana’ compuesto por el tenor cántabro Juan Carlos Gago. Como era previsible ante tal estreno, el aforo del espacio se quedo pequeño y se llenó de un público ávido de escuchar por primera vez esta composición musical.

El artista estuvo acompañado musicalmente en el escenario por Diego Santos – pianista, Pablo Bermúdez – guitarra, Iñigo Crespo -contrabajo, Olivia Matas-Voz y Gonzalo Cueto voz, y a nivel institucional de la zona de Liébana,  estuvieron presentes Julio Cires Martínez, presidente de la Mancomunidad de Liébana y Peñarrubia, Francisco Javier Gómez, alcalde de Potes, Gregorio Alonso, presidente del Grupo de Acción Local de Liébana y alcalde de Vega de Liébana, Jesús Fuente Briz, alcalde de Cabezón de Liébana, Secundino Caso Roiz, alcalde de Peñarrubia, María Alles Campo, concejala en el Ayuntamiento de Potes y portavoz de Vecinos por Liébana, Rocío Rábago Gómez, portavoz del PSOE y concejala en el Ayuntamiento de Potes, Jesús María Cuevas Monasterio, alcalde de Cillorigo de Liébana, Irene Díaz Casado, gerente del Grupo de Acción Local y Pilar García Bahamonde, Directora del Centro de Estudios Lebaniegos. Ésta última disculpo la no presencia de la directora general de Cultura del Gobierno de Cantabria, Eva Ranea Sierra, y agradeció al tenor su presencia en el Centro de Estudios Lebaniegos dando paso al concierto que tuvo lugar antes de escuchar, por primera vez, el Himno a Liébana compuesto por el artista.

Estrellas de Dios fue el primer tema interpretado y desde el cual los asistentes se entregaron al artista demostrándole a través de bravos bravos y largas ovaciones la calidad artística del espectáculo que estaban viviendo. A Estrellas de Dios le siguieron Mañanitas de Febrero, Deja la Vida Volar, Levántate Morenuca, Te Recuerdo Amanda, La Cavada, Eres Tú, Rio Verde, A la Urilluca del Ebro, Al Salir el Sol, Noche de Ronda, Ya no va la Niña, todos ellos temas interpretados magistralmente y muy aplaudidos por los espectadores antes de dar paso a su Himno a Liébana

Antes del evento se percibía entre el público las ansias de conocer la composición del tenor con su Himno a Liébana y, durante el concierto, se notaba en el ambiente la expectativa a medida que éste avanzaba. Nadie que no ame Liébana, nadie que no esté entregado a esa tierra podría componer un tema con tanta fuerza y amor como el interpretado de una forma majestuosa por Gago, consiguiendo que todo el público se pusiera de pie para ofrecer una larga, muy larga ovación.

El artista agradeció a todos los presentes sus muestras de cariño y admiración por lo que se acaba de vivir en ese escenario, Centro de Estudios Lebaniego, dando lugar a una larga sesión de saludas y felicitaciones como fotografías que inmortalizaron el momento.

Los más detallistas pudieron observar en el pecho de Gago un pin de oro conmemorativo de sus 25 años sobre los escenarios de este tenor de bella voz y extraordinaria fuerza dramática que ha cantado en más de 25 países, ha grabado 12 discos y en el 2019 alcanzará las 2000 actuaciones.

En sus primeros años de profesional la ópera y la zarzuela, junto a otros géneros clásicos, fueron su principal actividad, siendo considerado desde su debut como una de las más firmes promesas de los jóvenes tenores europeos.  Con el tiempo comenzó a alternar la lírica, con   otros géneros más populares. 

Esto le llevó en 2007 a grabar el disco “Cantabria en la voz” con miles de copias vendidas.  Fue su apuesta más especial llena de amor hacia su tierra, a una tierra, que, debido a su profesión y sus éxitos, le hicieron estar alejado de ella varios años.

Y dentro de ese amor a Cantabria, Gago no puede ocultar su pasión por Liébana y ayer cumplió un sueño, presentar su Himno a Liébana.

Fotografías © Julio César Hoz