En el Hall Real del Palacio de la Magdalena tuvo lugar el acto, que lo abrió Miguel Ángel Casermeiro “Secretario General de la UIMP” que, tras una breve intervención para dar la bienvenida a las autoridades, representantes de cine y asistentes al acto. Cedió la palabra a Cristina.

La gran labor de decir La “laudatio” corrió a cargo de una de sus descubridoras: Cristina AndreuPresidenta de la Asociación de Mujeres cineastas y de medios audiovisuales”.

Tras sus palabras, Isabel agradeció la distinción aludiendo al “síndrome del impostor” que siempre le acompaña en ocasiones como esta. También reivindicó el trabajo femenino en el mundo del cine e hizo alusión a las grandes dificultades que aún existen para lograr la financiación y el apoyo que merece. La directora de películas tan reconocidas internacionalmente como” Mi vida sin mí”, “La vida secreta de las palabras” o “La librería” nos dio ayer, sin duda alguna, una lección de compromiso y de profesionalidad.

Turno del Rector Magnífico de la UIMP D. Emilio Lora-Tamayo quien dedico unas emotivas y entrañables palabras a Isabel, donde la nota de humor y complicidad estuvo manifiesta en todo momento. El comentó que para el acto se empato de todo lo publicado sobre Isabel y descubrió que tenían cosas que les unían. Vimos a un Rector ameno, simpático y siempre con ese guiño de humor.

En la entrega del galardón quedó de manifiesto el coraje, la profesionalidad y la sensibilidad que esta creadora ha demostrado a lo largo de su trayectoria en presencia del equipo rector y de otros representantes de la cultura, Isabel Coixet encandiló a los asistentes con su inteligencia, su saber estar y su sentido del humor.

Nuestra infatigable Paloma Matías estuvo allí y nos trajo estas fotos para compartirlas con todos nosotros con texto de Esther Arozarena. Muchas gracias a ambas.