Cuando llegué el martes a Comillas y aparqué, me dirigí a la Parroquia San Cristóbal, y me resultó realmente muy fácil de encontrar. Aunque no sabía dónde estaba, al entrar a la plaza, una larguísima fila me indicaba que ya había llegado al lugar correcto. El público que había agotado las entradas hace varias semanas, llevaba horas haciendo cola para poder acceder a la iglesia y escuchar al gran Ara Malikian y a la Orquesta Virtuosos de Madrid bajo la dirección de Albert Skuratov. 

Los componentes de la orquesta son Albert Skuratov, Samuel Palomino, Alfonso Nieves, Roberto Mosquera, Alejandro Beana, Erick Martínez.

Se trata de la XV Edición de los ‘Caprichos Musicales de Comillas’ con la codirección artística del propio Ara Malikian y el chelista armenio Serguei Mesropian, muy conocido en la villa comillana de la que es asiduo desde hace muchos años.

Yo tuve la suerte de entrar un poco antes de que se abriesen las puertas al numeroso público, y ya dentro, todos se afanan en los últimos preparativos. Los músicos iban llegando y, entre ellos, Ara Malikian realizando los últimos ensayos en la sacristía preparando el inminente concierto.

En fascinante y todo un lujo poder ver con el mimo que Ara Malikian trata a su violín, como pone resina al arco con la delicadeza propia del que ama al objeto que tiene entre manos.

Salgo para que tranquilamente puedan preparase, y la iglesia abre sus puertas que, en un abrir y cerrar de ojos, se llena hasta la bandera.

Ara Malikian nos presenta este concierto y nos va comentando cada pieza que van a tocar para que así podamos apreciar más lo que vamos a escuchar, el sonido de los pájaros, el pastor durmiendo, las hojas moviéndose todos ellos sonido en la primavera, que estarán representado por los instrumentos. Después viene el verano, época que a todos nos suele gustar, pero que según Malikian a Vivaldi no se molaba mucho. En sus obras, esta estación presenta una música muy bella, sí, pero llena de quejas y oscura, con el calor, las moscas y las tormentas veraniegas representadas en el tercer movimiento.  En el invierno, los protagonistas son el frio y el hielo, y hay un momento muy hermoso que es la lluvia y la orquesta imitándola, con tal maestría que nos hacían sentir como si estuviesen cayendo allí mismo las gotas de agua…

Así va trascurriendo el concierto con total naturalidad, hasta tal que, en un momento, Ara desaparece unos segundos y todos creemos que los músicos tienen que afinar… pero, con toda tranquilidad, cuando vuelve nos dice: “No penséis que tenían que afinar. Ya es deformación cómo tienen que esperarme pues lo hacen afinando y queda bien”. ¡La carcajada fue sonora en la iglesia!

Antes de tocar la Obra de Piazzola, se le rompió una cuerda del violín, y en esta ocasión nos contó: “Como con ésto voy a tardar más que antes, no voy a tener a la orquesta afinando tanto rato”. El caso es que cambio allí mismo la cuerda mientras que nos presentaba la siguiente obra. La verdad es que fue un momento muy simpático.

GENIAL ‘ARA MALIKIAN’

El concierto continua con estos grandes que nos tienen embelesados a todos, hasta tal punto que la iglesia puesta en pie no paraba de aplaudir. Y claro, Ara pregunta la hora y dice: “Pero ¿queréis más?”. Obviamente todos queríamos más, así que siguieron tocando. Malikian bajó a tocar entre la gente y, según andaba por el pasillo central de la iglesia, iba tocando a centímetros del entregado y embelesado público.

En definitiva, un concierto sensacional que lo vives en directo y te hace sentir la música. Dos horas de concierto que pareció mucho menos de lo rápido que pasaron. Es un violinista muy impactante vivirle en directo por la pasión y la intensidad con la que toca. Además, siempre va acompañado con grandes músicos. ¡Qué más se puede pedir!

El concierto acaba con la iglesia puesta en pie, momento en el que Ara Malikian agradeció poder llevar ya 15 años tocando allí y deseo poder seguir haciéndolo.

Por nuestra parte, queremos agradecer a los directores artísticos de los ‘Caprichos Musicales de Comillas’ Serguei Mesropian y al propio Ara Malikian y también a la alcaldesa de Comillas Mª Teresa Noceda y al concejal de cultura Pedro Velarde (todos ellos presentes en el concierto), las facilidades que nos han dado para la realización del presente artículo y de la galería que a continuación os mostramos y que esperamos os guste.
[texto y fotos © Pamacor: Paloma Matías]