Los conciertos de Carlos Vives y Juan Magán en la última jornada del festival se celebraron en El Malecón con el aforo completo

Dos noches se ha colgado el cartel de ‘no hay entradas’ y la ocupación total durante las cinco jornadas ha estado en el 90%

Música en Grande cerró su quinta y última jornada este pasado jueves en los Campos de El Malecón de Torrelavega con los conciertos de Carlos Vives y Juan Magán, en una noche en la que se volvió a colgar por segunda vez el cartel de ‘no hay entradas’ y que hace que el balance definitivo de este décimo aniversario del festival concluya con una asistencia de 40.000 espectadores.

El cartel de este verano ha reunido a artistas nacionales e internacionales como Alejandro Fernández, Pablo Alborán, Antonio Orozco, Morat, Estopa o Bebe, además de los dos encargados de poner ayer el broche final a la fiesta, con una programación que ha incluido una docena de conciertos y ha ofrecido más de 20 horas de música en directo.

Esta era una edición muy especial para la organización del evento, tanto porque se cumplían diez años desde la puesta en marcha del festival, como por la masiva respuesta del público tras el cambio de emplazamiento y su llegada por primera vez a Torrelavega. Finalmente, se han superado todas las previsiones y la ocupación del recinto ha estado en torno al 90% en las cinco jornadas, con 40.000 espectadores sobre un aforo total de 45.000 personas.

En concreto, en la primera noche protagonizada por Antonio Orozco, Morat y Fredi Leis se agotaron las entradas y sus conciertos se celebraron ante 9.000 asistentes en El Malecón. Al día siguiente, en la jornada del lunes, Pablo Alborán y Marta Soto congregaron a un total de 6.000 personas, mientras que Alejandro Fernández desembarcó en Torrelavega con un espectáculo que reunió a 8.000 espectadores.

Los dos últimos días de Música en Grande también siguieron deparando cifras inmejorables de público, con 8.000 personas en la jornada que tuvo como protagonistas a Estopa y Bebe, y con un nuevo sold out para los conciertos de Carlos Vives, en una de sus tres únicas fechas en España, y de Juan Magán, que cerró el festival con un show en el que hizo bailar a 9.000 personas.

Esta edición ha mejorado las cifras del pasado año en Santander, cuando el festival acogió a unos 37.000 espectadores, y ha batido el récord de venta de abonos, ya que cerca de 3.000 personas se hicieron con su pulsera para acudir a todos los conciertos del festival a precio reducido, un millar de ellos tan solo en la primera semana.

Impacto social y económico

Además, los datos de las ventas online que dispone la organización indican que cerca del 50% de los espectadores proceden de fuera de Cantabria, con especial incidencia en territorios como Asturias, Vizcaya, Valladolid, Burgos, Guipúzcoa, Madrid o Palencia, lo que supone un impacto económico para la comarca del Besaya superior al millón y medio de euros.

También han sido muchos los que han acudido al recinto de El Malecón desde distintos puntos de Cantabria, como refleja el éxito que ha tenido el servicio de transporte público ‘De concierto mejor en autobús’ puesto en marcha por el festival para facilitar el viaje a los asistentes, que incluía cinco rutas con paradas en una veintena de municipios y que tuvo que reforzarse en varias ocasiones, ya que unas 2.000 personas reservaron su plaza con antelación.

Y es que el objetivo de la organización del festival va más allá de la promoción y difusión de la música como forma de ocio y apuesta cultural. En su planteamiento de contribuir de forma positiva con su entorno más directo promueve distintas acciones de Responsabilidad Social Corporativa y, en los últimos años, ha recaudado casi 180.000 euros para todo tipo de programas sociales en Cantabria, principalmente relacionados con la atención a la infancia, la lucha contra el paro y la pobreza.

Además, Mouro Producciones, como empresa organizadora del evento, promueve también medidas como la contratación de empresas locales y de jóvenes para la ejecución de las tareas relacionadas con la organización de un festival de la dimensión e importancia que tiene Música en Grande, y que en esta edición ha supuesto la creación de alrededor de 150 puestos de trabajo directos y otros tantos indirectos.

En este décimo aniversario, este evento ha contado con el apoyo de instituciones como el Ayuntamiento de Torrelavega, el Gobierno de Cantabria o Fuerteventura como Isla Invitada, además del patrocinio de empresas como Parte Automóviles, Schweppes, Ballantine’s, La Toba, GAM, ALSA y Carlsberg, así como la colaboración de Cadena Dial.

Pese al final de Música en Grande 2018, los conciertos en El Malecón no han finalizado aún. Este sábado 28 de julio se celebrará en las mismas instalaciones la tercera edición del festival Hoky Popi Music, que además de fiesta de colores, actividades y juegos para niños y jóvenes, incluirá las actuaciones de Álvaro Soler, Roi Méndez, Dvicio, Brisa Fenoy, Ana Mena o The Tripletz, y espera reunir a cerca de 3.000 personas en Torrelavega.