• El centro de arte de la Fundación Botín pone en marcha la campaña ’Paso a paso, dejando huella’ en colaboración con el Ayuntamiento de Santander y el sector comercial, turístico y gastronómico de la ciudad.
  • Los comercios, hoteles y campings de la capital cántabra, además de las cuarenta casetas de la Semana Grande de Santander, repartirán 20.000 obsequios entre los ciudadanos de Santander y Cantabria, así como entre los turistas nacionales e internacionales.
  • Algunos de los colectivos más representativos de la ciudad vuelven a colaborar con el Centro Botín cuando se cumple un año de su apertura, confirmando así su apoyo al proyecto y a su objetivo de dejar huella en la ciudad y en los ciudadanos a través del arte.

El Centro Botín pone en marcha este lunes 9 de julio la campaña ’Paso a paso, dejando huella’ con el objetivo de compartir su primer aniversario con los sectores de la hostelería y el comercio de la ciudad, aquellos que hacen de conexión con los ciudadanos de Santander y Cantabria, así como con los turistas nacionales e internacionales.

A través de esta acción de difusión, los comercios, hoteles y campings de la ciudad repartirán un obsequio para recordar el primer año de andadura del Centro Botín, un regalo que también podrán conseguir todos aquellos que se acerquen a las cuarenta casetas de la Semana Grande de Santander a degustar sus pinchos.

Así, para seguir dejando huella, en colaboración con el Ayuntamiento de Santander el Centro Botín repartirá 10.000 chanclas conmemorativas de su primer aniversario entre los 200 comercios de la ciudad pertenecientes a las asociaciones COERCAN, UNIPYMEC, CASCO VIEJO y HERNAN CORTES, mientras las otras 10.000 se distribuirán en los hoteles de 3 a 5 estrellas y en los dos campings de Santander, así como en las cuarenta casetas de feria de la Semana Grande.

Se trata de una acción que promueve la colaboración con el sector comercial, turístico y gastronómico, como ya se hizo meses antes de la apertura del Centro. ’Paso a paso, dejando huella’ parte de la idea de que todo gran viaje comienza con un paso, como el que dio el Centro Botín el pasado 23 de junio de 2017.

El centro de arte de la capital cántabra nace con el objetivo de dejar huella en la ciudad, siendo parte de ella y contribuyendo a ofrecer nuevas formas de vivirla, disfrutarla o visitarla. También pretende dejar huella en las personas: la huella del arte, de la inquietud por sentir, por conocer y por vivir más intensamente. No obstante, el camino a recorrer acaba de comenzar y, por este motivo, el Centro Botín quiere agradecer a través de esta iniciativa el entusiasmo con el que los santanderinos y los cántabros, así como los turistas nacionales e internacionales, se han ido uniendo a una andadura que comenzó hace ya un año a dejar su huella en la ciudad y en la región.